Bitácora Subida al Teide 19/03/11

Desde las 18:00 empiezo preparativos para subir al Teide lo primero de todo era buscar el transporte.

Tiro de Internet y me pongo a buscar renta car, acabo por decidirme por Cicar por cercanía.

Ahora el problema es donde dejar la moto para ir a las 20:00 a recoger el coche al aeropuerto, me pongo en contacto con algunos amigos la mayoría ocupados o apagados, localizo a Jorge que a parte de tener compromisos se ofrece a guardarme la moto y llevarme a recoger el coche. Muchas gracias Jorge.

 

A las 20:30 tengo el coche en mi poder, por temas de compromisos tengo que ir a casa de un cliente, salgo de sus casa sobre las 23:00.

Ya en casa me pongo a hacer los preparativos, mochila, botas, crampones, guantes, chaqueta, pantalones, algo de comida bueno mas bien poca pues en casa no hay mucho donde elegir.

Acabo en la cama como a las 0:30 a 1:00 y por causas del destino o lo que sea me teléfono suena a la 1:30 una antigua compañera de trabajo que esta de vinitos con sus amigos y me llama para ver como estoy que llevaba tiempo sin saber de mi. Y como sabe que mi hora habitual de irme a la cama es sobre esas horas pues se animo a llamarme. En medio la conversación de casi 40 minutos le pasa el teléfono a todos sus compañero una buena anécdota por que solo me falto hablar con el camarero.

Parto de casa a las 4:30 dirección Teide, salgo a toda prisa para que no me coja el corte de la carretera, agarro todo lo que había preparado en la noche, dirección al coche se me va cayendo todo por el piso pues mis manos no me alcanza para coger tanto material pero no puedo perder ni una décima de segundo voy recogiendo todo lo que se va quedando atrás.

Salgo dirección a la Orotava no a lo que da el coche por culpa de un 110 km que hay por la autopista.

Subiendo desde la piscifactoria el termómetro del coche me indica 2º grados lo cual no me hace levantar el pies del acelerado.

A Montaña Blanca llego como a las 5:30, en lo que me visto y  reviso que esta todo en su sitio empiezo a andar como a las 6:00 a unos 2 km por la pista me enfundo los camprones y ataco Montaña Blanca pues es mas corto subirla que rodearla nos ahorramos unos 4km subiendola a cambio de superar un gran desnivel pero vale la pena el sufrimiento.

Llego a la falda del Teide me pongo a seguir la huella de la gente que ha pasado en los días anteriores al levantar mi mirada localiza delante de mi una pareja.

Yo continuo con mi reto subir hasta el refugio pero si llegaba sobrado iría hasta el mirado de la Rambleta.

Me paro a la altura de los Huevos del Teide para coger aire que escasea y un poco de agua para hidratarnos y no sufrir agujetas ni mal de altura.

En lo que tomo unas fotos y descanso algo, veo que la pareja me alcanza ya que iba solo me acerco a ellos para entablar conversación.

Son dos chicos ambos de la Orotava que habían subido temprano pero ellos al no recortar por la ladera de Montaña Blanca los adelante. Uno es Cristobal un señor que la última vez que subió al refugio fue hace 20 años y en eso 20 años atrás solo había subido unas 4 veces mas.

El otro chico Antonio si mal no recuerdo un viajero de mundo con muchas experiencias, por Bolivia, Alpes y Patagonia.

Ambas personas carismáticas y agradable estar con ellas. Así que decido quedarme con ellos para no subir solo por seguridad.

En todo el recorrido solo bajo una persona así que llegamos a la conclusión de que no habría mucha gente por la zona a lo cual confirmamos al mirar a nuestro alrededor y vemos que somos los únicos en tremenda montaña.

Ya cuando llegamos a los desniveles del 50º a 60º grados ambos se paran para ponerse los crampones es la primera vez para Cristobal que sube con eso puesto en las patas, le es extraña la sensación pero se adapta prontamente.

Al final de un periodo de unas 4:30 horas llegamos al refugio la última rampa se nos pegan a Cristobal y a mi ya que Antonio esta bien acostumbrado pues suele subir habitualmente.

En el refugio llegamos todos victoriosos y me dirijo a Cristobal para felicitarlo por su llegada pues era su mayor alegría y mas que era el día del padre y sus hijos le dejaron ir por que sabían lo que eso significaba para el. Eso me conmovió.

En lo que estuvimos en el refugio para descansar y recuperar algo de fuerza comentamos el subir a la Rambleta pero vemos que son la 12:00 y desde donde estábamos a la Rambleta es por general 1 hora mas con nieve poco mas, así que echamos números y no nos cuadran así que desistimos del intento, tendrá que ser para otro año.

Cuando nos preparamos para descender apareció otro pareja un chico de Madrid con su amigo que vive en Adeje, curioso personaje pues el chico todo equipado en Trango World y su amigo un señor con pinta de tener muchos años y con una vestimenta como de pijamas y chandal. Gracias que el tiempo estaba bueno pues si se llega a ver dado malo lo hubiese pasado bastante mal, la verdad.

El madrileño un personaje curiosisimo pues me comenta que había subido en 2:30 horas desde el coche a lo cual le digo que esta fuerte pues yo tardo siempre 4 horas como mínimo pues llevo mal lo de la altura a lo cual me comenta que ni hace un mes que estuvo en Nempal a 5.000 metros. Después de un rato de conversación y de intercambio de experiencias por el mundo nos despedimos y nos dejamos caer destino a nuestro final, el coche.

Ya en el mismo quedamos para irnos a la Orotava a la gasolinera Repsol que esta en Barroso para tomarnos algo y despedirme de Cristobal y Antonio quedamos en que el destino nos vuelva a unir en alguna montaña del planeta Tierra.